Visita del príncipe de Asturias

El príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, llegó poco después de las 18 horas al edificio G. M. de Jovellanos, donde fue recibido por el Rector de la UIB, doctor Avel·lí Blasco, y el consejero de Educació i Cultura del Govern de les Illes Balears, Francesc Fiol.

El príncipe llegó solo, ya que la princesa Leticia desistió finalmente de visitar la UIB a petición del mismo príncipe, debido al intenso programa de actos en la visita oficial a las Islas Baleares de los príncipes de Asturias. Parece que su embarazo, hecho público recientemente, le obligó a dosificar su presencia.

De todos modos, la visita empezó una hora antes, cuando los más curiosos e interesados por ver de cerca al heredero de la Corona española se fueron ubicando en los laterales del recorrido que debía hacer el príncipe, definido y marcado por los miembros de la Casa Real. Entre ellos, alumnos del mismo edificio G. M. de Jovellanos, estudiantes de las especialidades de Economía y Derecho que supieron coger los mejores sitios, en el interior, y un gran número de alumnos de otras especialidades que fueron llenando las aceras de la calle Eivissa.

Uno de los grupos de estudiantes que ocupó lugar rápidamente fue el de los estudiantes de Historia del Arte, que mostraban una pancarta reivindicativa en relación a la posible supresión de estos estudios en el catálogo de titulaciones oficiales de grado. Los estudiantes manifestaban su desacuerdo con el planteamiento de la Subcomisión de Humanidades del Ministerio de Educación y Ciencia, que trabaja en la elaboración de este catálogo, portando dos pancartas, una con el lema: "Tenemos patrimonio. ¿Quién lo divulgará?" y otro que sugería: "Leti, ¿y si Pelayo quisiera estudiar Historia del Arte?".

El segundo grupo más numeroso estuvo integrado por los alumnos convocados por la Coordinadora de Estudiantes de los Países Catalanes y la asamblea de estudiantes de Filología Catalana, que habían organizado la "Diada contra la monarquía: por la República y la igualdad", como muestra de rechazo por la visita de los príncipes a la Universidad.